martes, 24 de febrero de 2009

De la zarzamora a Slumdog Millionaire

Así es.
Ayer, después de tener un día muy desafortunado y llorar y llorar como la zarzamora (quien no sepa que quiere decir esta expresión, pregunten a sus papás), esta periodista neurótica vivió uno de los días más eclécticos que recuerde (últimamente).
Terminé en el cine con cierta persona que compra lámparas feas en la calle (luego te llevo a donde venden unas bien bonitas... en serio) y vimos la maravillosa "Slumdog millionaire". Wow, que película.
Yo le daría un 5 en originalidad y 10 en todo lo demás.
¿Por qué 5 en originalidad? Porque es un coctel entre "Ciudad de Dios", la historia de Caín y Abel (sin fratricidio), "Oliver Twist", "La Odisea" y hasta "Mujer Bonita". En sí, la historia hace un recuento (sin quererlo) muy bien acomodado de todas las que acabo de mencionar. La historia de amor (casi) imposible entre Jamal y Latika, con los obstáculos actuales como la delincuencia, abuso de menores, discriminación y (muy escondida, apenas alzando la manita) prostitución.
Pero ¡bueno! Si ya la vio y le encantó, no hay que ofenderse con este comentario. En realidad, a estas alturas de la vida ya no podemos esperar encontrar el hilo negro. Las historias se repiten ad infinitum , sólo hay que fijarse en las nominadas al ya nada creíble Oscar: "The reader" habla sobre la guerra, "Milk" sobre derechos humanos y líderes que conmovieron al mundo... ¿continuo? La diferencia radica en como nos cuentan el cuento.
Esa es la fortaleza de "Slumdog Millionaire". Un revoltijo de historias que ya nos habían contado antes pero, MEJOR.
En cuanto a producción, actuaciones y dirección es realmente buena. Danny Boyle sigue demostrándole al mundo, porque es de la casta sagrada (para continuar con el tono hindú) de los directores. Y los actores... las tres generaciones son magníficas, los puedes amar u odiar al mismo tiempo. (Sobre todo a los actores que hacen el personaje de Salim).
Es una de esas películas que le dan lecciones al cine mexicano. "Slumdog Millionaire" no tuvo gran producción, actores renombrados o grandes efectos especiales. ¿Qué le falta a nuestro cinito nacional? ¿Qué revivan Juan Bustillo Oro, Emilio "El Indio" Fernández o Dolores del Río? ¿Pedro Armendariz? (papá, por supuesto).
No quiero ser fatalista, pero si seguimos emitiendo películas como "Pamela", "Amar te duele" o "Rudo y cursi" (malísimos los acentos dizque de pueblo, oigan) pues estamos destinados a clamar eternamente la máxima de los abuelitos: "tiempos pasados siempre fueron mejores".
Ahh por cierto, después de la disertación cinéfila... Mi día empezó terrible y acabó maravillosamente. Una increíble película junto con una agradable compañía (de lo cual no hablo porque... no) era justo lo que me hacía falta. Además, no deja de asombrarme que pueda hablar de política, historia y muchos temas más con un extranjero ( un muy lindo extranjero), (¿soy yo o hace calor?). Wow
Me asombra que aún tenga la capacidad de asombrarme... Es más, me va la vida en ello.
COPETÍN
Recibí un bonito presente cibernético de parte del buen Paolo. Gracias, gracias. Por cierto, el comentario del tío Gamboín me hace pensar que rondas los ¿veintiocho? ¿treinta? años. Eso, o tienes muy buena memoria.
Abur

1 comentario:

Paolo dijo...

*25

Empezaba a pensar que no te habia gustado!

Pronto una nueva sorpresa,stay tuned.