domingo, 8 de febrero de 2009

El domingo apesta

Hoy estoy bloqueada. Las palabras intentan salir pero cuando creo que ya fluyen... No, no no, nada.

Tengo estreñimiento mental.

A final de cuentas, el séptimo día hasta El Señor descansó, no?? (Bueno, eso dicen las historias que contaban viejitos con bastones y barbas largas que pregonaban: ¡¡¡El mundo se va a acabaaaaaar!!!).

Dicho así, pues me voy a dormir. No, mejor a cenar.
No, mejor a pelear con mis papás. Buena falta nos hace para mantener la armonía familiar.
Abur...
Hasta mañana, como dijo Topogigio.
vai...




(siguen leyendo??)