viernes, 13 de febrero de 2009

¿será buena idea?

Hoy iba a escribir sobre el odioso día del amor y la amistad. Pero sucedió un evento que me hizo cambiar de opinión.

Después de una extenuante junta en la que entendí sólo el 20% (porque estaba en inglés y era muuuuy aburrida) salí hambrienta. Me imaginé que iba a comer sola (otra vez) pero me djie a mi misma: "¡mi misma, hay que ser optimista!.
Me senté para terminar un par de cosas cuando pasó el Elemento M junto de mí para decirme, "nos vemos al rato". (ya lo sabía pero...)
Bajé a comprar una de esas horrorosas ensaladas del supermercado cuando... El Elemento M avanzaba plácidamente junto con otros compañeros de la oficina. Cha! (lo hubiera perdonado si hubiera ido con su novia, pero esos cortones están re-feos).
Este tipo de eventos me hace pensar: ¿de verdad soy tan mala compañía?, ¿una inadaptada?, si voy yo, ¿no podrán hablar cosas de hombres? mmm, no me había pasado eso, ni en la secundaria.
La verdad es que me siento estupendamente con el trabajo que desempeño, pero deja de ser tan estupendo a la hora de interactuar.
Me siento baldada, como si fuera imposible hacer una, UNA amistad. (o al menos alguien con quien comer). No me siento en un ambiente de confianza lo cual es terrible para mí. Desde que se fue el Flaco he intentado acoplarme, pero nomás no puedo.
He pensado en renunciar. Pero como están las cosas, la crisis y todo lo que implica, pueeeees, no sé.

¿Renuncio? Necesito opiniones.

No hay comentarios: