miércoles, 24 de junio de 2009

de XQ me gustan las mentiras de Walt Disney*

Amo las mentiras de ese viejo antisemita, machista, racista, neurótico, hijodeputa. De verdad las amo.
Ver una película de Walt Disney es (al menos para mí) aceptar el complejo de Cenicienta que (aunque no lo admitan) todas las mujeres llevamos metido en el tuétano. Y la que esté libre de pecado, que aviente el primer spam.
¿A poco no son maravillosas sus adaptaciones? Mientras veía la de "El Lago de los cisnes" (obvio ninguno muere y viven felices), recordé que casi se puede decir que mi educación sentimental se basó en el eterno "Happy end" y el inolvidable "vivieron felices por siempre". Porque para Disney, los finales siempre deben ser así. A ver, por qué no nos cuentan que el ojeis del príncipe de "La sirenita" en la versión original H.C Andersen la deja por otra princesa, y que ella se vuelve espuma de mar? ¡¡¡A ver!!!
Así que cuando me topé con mi primera decepción amorosa adulta, pensé: "Vivieron felices por siempre, mis polainas".
¿Por qué nos engañas Walt Disney congelado? ¿Por qué haces creer a los niños que la vida es maravillosa, que los malos pierden y los buenos ganan? ¿No es eso, una maldita perversión de parte de una mente siniestra? Crecí pensando que Aladdín era un ladrón honrado, que Blancanieves despertó con el beso de amor y no por el deseo de un necrófilo, que Hera fue la amorosa madre de Hércules cuando en realidad hizo todo por destruirlo y no sé cuantas mentiras más (en este momento, mi corazón llora, amiguitos).
Pero luego recordé lo feliz que me hicieron durante la niñez.
En realidad, creo que esas películas, por bizarras y torcidas que sean, dan esperanza. Uno crece con la idea de un mundo con justicia, con el idealismo del amor verdadero y la felicidad eterna, con que al menos, una partícula de universo no está podrida. Que la selección de futbol ganará el mundial y que la hermana desmadrosa que reprueba, está en cuadro de honor (perdón, esa fue oficialmente una proyección).

Y a pesar de que a mis casi 24 años tengo síndrome de Asperger imaginario, que no he sabido estar enamorada y que me muestro como una persona dura y cínica, que comprende la desfachatez y la decadencia del sistema de valores y la sociedad, creo... creo, que cada vez que veo una película de Disney, se sienta junto a mí la ardilla pilla que fui cuando niña.
Ella me recuerda que siempre (aunque me cueste aceptarlo) he creído en el amor, en el final feliz y por qué no, hasta en la justicia y en los Reyes Magos.

*ESCRITO DOS DÍAS ANTES DEL HOLOCAUSTO Y DOS ANTES DEL RENACIMIENTO DEL FENIX...
que desea que el año venidero, supere al anterior.

7 comentarios:

Omar Franco Pérez dijo...

Hola!

Antes que nada, gracias por convertirse en mi seguidora.

Sí, esos finales felices nos llenaron de ilusiones que fueron destruidas, una por una, conforme avanzamos por el sendero de la vida. No obstante, existe aún esa parte de nosotros que continúa creyendo a pesar de todo.

Un saludo!

Uno de los Condenados dijo...

Alguien tenia que dorarle la pildora a todos los niños del mundo, eso esto-eso esto- eso es todo amigos.. a no eso es de warner, fuck :P

STELLA dijo...

Y cabe recalcar (frase ñoña) que tambien te hacian referencia en que si eras mala eres fea... la continua lucha del bien y del mal... pero bueno, el señor hizo millonadas de inventarles cosas a los niños... rayos!! Me gusto tu blog, algo neurotico, pero muy bueno.

Yey dijo...

jajajaja como siempre lo que escribes nos hace reflexionar tanto...

Perdon Diablo si he visitado tu blog, pero por falta de tiempo no había podido comentar, pero aqui me tienes, dejame decirte que tu ensayo me gustó mucho y me repateó el higado también que tu inche profe ogt te haya puesto un 8 cuando en realidad merecía un 10, creeme que así pasa cuando sucede, no eres la única...

Y aunque ese profe se pasó se merecía un espacio en tu blog no??? ja muy bien Amiga bloggera!!!

Oye y si en realidad estas películas de cuentos encantados son chidas, basadas en mentiras pero que nos hacen soñar en determinado momento!!!

Luego de mi casi carta me despido!!!

Saludos

Yey dijo...

Oye oye tienes muuy buena memoria para eso de los maestros, yo la verdad recuerdo muy poco los nombres pero no los olvido jamás...

La película de Angeles y Demonios no la he visto, pero igual y después de tan decepcionante relato me animo, como dice uno de tus lectores de vez en cuando es bueno comer chatarra no???

Manu dijo...

Jajaja muy bueno el post y muy gracioso (e instructivo). Yo, la neta, nunca fui mucho de Disney. Como que el rey león y compañía me valieron bastante. Yo era más de Son Goku y compañía, y aunque al final también siempre ganaban los 'buenos' -incluso los malos se hacían buenos a fin de cuentas-, siempre se las veían y se las deseaban para conseguir reunir las dichosas bolitas mágicas.
Bueno Diablo Cody, que me gusta mucho ese estilo irónico-ácido-humorístico-romántico que tienes para describir las cosas que piensas y te pasan por la cabeza.
Saludos!
Pd: ya vi que no te gustó mucho 'ángeles y demonios' jeje Pero seguro coincidimos en que 'Ensayo sobre la ceguera' es una gran obra maestra. ¿Apoco no?

Anónimo dijo...

COMPARTO CONTIGO LA EXPERIENCIA, CRECIMOS PENSANDO EN EL VIVIERON FELICES POR SIEMPRE, Y QUE EL AMOR DURA PARA SIEMPRE Y LA MALDAD SE ACABA. TODO SON MENTIRAS Y SE REVELAN CON EL DIA A DIA DE LA VIDA, DE LAS DECEPCIONES, DE LAS ILUSIONES, DE LA MALDAD QUE HAY EN ESTE MUNDO Y NO SE ACABA.
AUNQUE EN EL FONDO ME GUSTARÍA QUE FUERA VERDAD.