jueves, 16 de julio de 2009

Corazón chilango

Regresé de mi supuesto descanso, aunque más bien fue como esas vacaciones en las que en vez de descansar, te pones a limpiar y a recoger.
Mientras elegía el tema para hoy, mi cuerpo estaba entregado a un frenesí de apachurrones y torceduras varias. No amiguitos cochinones, se equivocan si estaban pensando que era una experiencia placentera. En realidad iba en el metro capitalino a las 7:00am.
Y exactamente eso, me llevó a hacer un análisis sobre mi ciudad mientras me recuperaba de un pisotón de un zapato con tacón aguja.
El Distrito Federal de México es como una relación masoquista codependiente. Lo amas o lo odias; la mayoría de las veces te decepciona, pero de repente te ofrece algo maravilloso y te vuelve a enganchar.
Hace muchos años, la gente de los estados de la república, consideraban que los defeños o chilangos (como nos llaman a los habitantes del DF) eramos personas de la más baja calaña en la cadena alimenticia (casi estabamos debajo de las bellas hienas que tanto me gustan).
Pensaban que eramos mentirosos, sucios, ladrones y presumidos con las ventajas y comodidades de la gran ciudad.
Pero, nooooo!!! El verdadero defeño no hace eso; la mala imagen se la llevaron los migrantes de los estados que vinieron a vivir aquí, y después regresaron presumiendo el Zócalo , la vida nocturna, el metro y hasta el Ángel de la Independencia (típico: "mmm, en este pueblo todo lo cierran bien temprano, allá hay miles de cosas que hacer...")
No niego que haya personas que lo hagan, pero aquí jamás he oído que discriminen a alguien, sólo porque es de Chihuahua o de Chiapas (y como nos quedó complejo de Malinche, mucho menos se discrimina a un extranjero... Saludos a mis lectores bolivianos, chilenos, españoles, argentinos, panameños, venezolanos, colombianos, gringos...)
Por ejemplo, cuando hace algunos años fui al Festival Cervantino en Guanajuato, si decía que era del DF casi me escupían, prefería decir que vivía en el Estado de México o sacaba a relucir mis raíces norteñas (arriba Durango y Coahuila!).
Pero a final de cuentas soy masoquista. Amo vivir aquí, tanto como me quiero ir (contradictorio, ¿no?).
Por eso les presento:

LAS 10 COSAS QUE AMO (Y ODIO) DEL DISTRITO FEDERAL

Odioooooo!
1. El tráfico. En realidad es una ciudad pequeña que se recorrería cómodamente en una hora. Pero el puerco tráfico, hace que esos 60 minutos, se conviertan en tres y hasta cuatro horas.

2.La neurosis. La primera vez que salí con el franchute, llegó 40 minutos tarde porque el transporte había fallado. Me dijo que ahora comprendía, porque los defeños estabamos tan neuróticos. Y es verdad; sólo basta que una persona normal se suba a un auto, para que ésta se desquicie totalmente con el ruido de las bocinas, las mentadas de madre, el smog y (de nuevo) el tráfico.
3.La contaminación. Hace tiempo, la nota principal de los noticieros fue: "Hoy es el día más limpio desde hace ___ años". El cielo se veía azulito, azulito. Ahora si se podían apreciar los múltiples cerros que hay alrededor del valle, hasta se respiraba diferente. Lo lastimoso fue que de verdad era una noticia que el ambiente estuviera tan limpio.
4.El metro. Grrr!! Yo personalmente tengo una relación amor-odio con el metro. Puede ser un medio de transporte eficaz y rápido, pero no a las hora pico. Yo podría hacer de mi casa a la oficina una hora, pero como a veces se atasca (en todos los sentidos), puedo recorrer mi ruta hasta en dos horas y media. Eso sin contar los apretones, pisotones, malos olores, la asfixia cuando en un espacio donde caben 20 personas se meten 50...
5. La inseguridad. En realidad, los índices delictivos no son mucho mayores que en otros lugares (no especificaré). Lo cierto es que hay que cuidarse de que no le abran la bolsa a uno, de que el policía pasado de listillo, no le quiera encajar a uno la mordida(soborno) por una infracción que no se ha cometido (sobretodo en el estado de México, pinches gandallas), etcétera.

PERO AMOOOOO!!
6.La cultura. Gracias a la constante migración de gente de los estados, la riqueza cultural del DF es inmensa. Hay museos de todos los tipos, galerías de arte, casas de la cultura; espectáculos increíbles (y la mayoría gratis).
7. El clima. La mayor parte del año hay clima de templado a frío. De marzo a agosto hace calor, pero entre junio y agosto se aplaca por las lluvias.
8.Su gente. A pesar de la neurosis en que vive está ciudad, la gente es amable y si se presenta algún problema, casi siempre hay quién puede y quiere ayudar.
9.Su arquitectura. El centro histórico es uno de los lugares más placenteros para caminar. El paseo estaría justificado si solamente se visitara por sus edificios, muchos de ellos viejísimos. Hay iglesias en cada esquina y una es más bella que otra. Aunque no se profese el catolicismo, vale la pena sólo por la riqueza arquitectónica.
10. Sus leyes progre. Esta ciudad se ha distinguido por sus leyes modernas. La antitabaco, la legalización de portación de droga para uso personal, la ley que permite y el aborto y otras más, han distinguido a esta capital.

La recomendación de hoy!!
-Visiten el blog de Omar Franco, hoy tiene un post de fotoperiodismo!!
-Y también busquen el blog de Camélida, que está rescatando sus escritos de años anteriores.
Ahh, y saludos a la banda de Córdoba Veracruz: Yey, Manu y Pako Montes. Todos colegas y bloggers muy queridos.

11 comentarios:

Camélida Matadora dijo...

Gracias por la recomendación!!!

Oye, siempre -siempre- he querido conocer México. Aparte de ser un país muy turístico (y eso lo explotan mucho por acá), he tenido la oportunidad de conocer a muchos mexicanos y -todos- (excepto una bola de idiotas que conocí en Alemania), me han caído y tratado bien.

De hecho tuve un cuasi amorío con uno. Ese acento, esa forma de amar y defender su tierra son cosas que envidio. Acá muchos bolivianos niegan serlo (yo amo ser boliviana), pero somos tantas veces discriminados por ser bolivianos!! Ojalá nos discriminaran por ser mejores que Colombia a la hora de fabricar cocaína, o por tener a un presidente tan brillante como es Evo Morales. Pero no. Nos discriminan por ser -la mayoría- gente ignorante y sin educación y que muchas veces por querer superarse se vuelve arribista y hasta resentidos sociales; sin embargo no saben lo que es ser y vivir como un boliviano pobre. Uh, algún día escribiré una crónica sobre la parte pobre de Bolivia, es muy dura.

Con todo lo descrito en tu post, me dan más ganas de conocer México, pero México México, no Cancún y todos esos lares para turistas que de seguro son hermosos, pero quisiera impregnarme con todo lo que odias y amas de tu ciudad y país.

Buen post Diablo. Un beso.

Yey dijo...

La neta el DF si es bien 'chido' casi no voy, la verdad es que si me da un poco de miedo por eso de la inseguridad, pero de que me gusta me gusta, es una ciudad hermosa y en futuro no descartó la posibilidad de 'agarrar' mis 'chivas' y vivir allá.

Y tienes razón puedes odiarlo o amarlo o las dos cosas al mismo tiempo, la última vez que fui entre en desesperación porque tarde como dos horas en salir del periférico!!! pero pues no podía hacer nada, más que esperar.

Gracias por los saludos Diablo!!! aquí en Córdoba son muy bien recibidos, por cierto Pako Montes dice que quiere emigrar para allá al D.F. es un periodista ambicioso y como tal ya le queda 'chico' el diario en el que trabajamos!!! Ojalá pronto cumpla sus sueños, es un buen chico!!! Consíguele algo allá no??? jeje

Saludos y un gran beso!!!

Pako M dijo...

Hola Diablo Cody, nalgada para Yey y zape también jaja. Oye Diablo Cody pero sí si sabes de algún trabajo por allá pss echame un mensajin no? por otra parte, cada vez que voy a México se me sueltan los mocos, una vez hasta sangre ....

Adrián López~Cruces dijo...

Bueno mi querida Diablo, esas fueron las vacaciones más cortas de la historia, pero qué bueno porque siempre es grato leerte.

Yo también siento ese amor por esta asquerosa ciudad y las ganas de largarme algún tiempo muy lejos de ella. Creo que no es muy contradictorio porque, al menos en mi caso, lo que me atrae bastante es la posibilidad de incrustrarme en un lugar desconocido y reconstruir mi vida con lo que se aprende ante un cambio tan radical. Es decir, no quiero irme porque ya no soporte estar aquí, y por lo mismo, irremediablemente regresaría para que me acabe de matar la contaminación.

Saludos.

Wiskani dijo...

Así como lo planteaste me gusto me gusto más los puntos positivos sobre los negativos. Cre que al final uno termina odiando y amando su cuidad. Ojalá algún día pueda estar por esos lares y probar si tengo la misma impresión.

Saludos

DÆMOИ dijo...

Exámenes y exámenes, pero que rata de laboratorio...

Las desventajas de un programa de estudios cuatrimestral ¬_¬

Como sea, ya voy hacia el examen final (en un mes aprox) de 12 de un total de 14 cuatrimestres, y entonces si...

El horror....
Digo, a trabajar....

Saludos desde acá

Bere Tarde o temprano dijo...

:) Yo soy de Leondres, Gto. pero me encanta vivir en el DF! Vivo cerquisima de mi trabajo, así que no me toca nada de trafico :). Definitivamente le encuentro muchisimas cosas positivas a vivir aquí.

I Love DF!

Un beso

Omar Franco Pérez dijo...

Me recomendo¡¡¡ (Emoticón de llanto por emoción)

Vé? Si hice caso a su consejo del CIBERCAFE, y si ve más faltas de ortografía de lo normal y mal uso de signos es debido al teclado extraño que tiene esta pc.

Yo también amo-odio el DF. Pero debo decir que lo amo más de lo que lo odio. Lo extrañaré cuando me vaya de acá.

Un saludo¡

(Le gustó mi post??)

Diablo Cody región 4 dijo...

Sí Omar, me gustó harto. Que bueno que hace uso del cibercafé, no es tan malo como parece.
De nada, Camélida. Ya estoy esperando ese post!
Pako y Yey, la verdad la cosa está bien díficil acá. Lo que yo siempre recomiendo es el bendito freelance.
Espero que no se traden mucho en venir acá ambos dos.
Y coincido plenamente con Bere: Yo corazón el DF!!

AlexCerati dijo...

Fíjate que SÍ hay discriminación en ambos sentidos. Los de provincia tienen esa imagen de que los del DF son unos ratas y de baja estofa (y algunos lo son). Los del DF sí piensan que la provincia es un lugar "allá" y me ha tocado gente que me dice : "¿De dónde dijsite que eres, San Luis o Aguascalientes o Tabasco?" como si "la provincia" fuera un solo lugar.

También un día me dijeron "¿Apoco en San Luis aprendiste inglés?"...

Anónimo dijo...

Bueno.. bueno.. definitivamente ser chilango es lo mejor del que le puede suceder a cualquiera (lo digo por experiencia propia) Obviamente la increiblemente preciosa y exhuberante Ciudad de México lo tiene todo.. es cosmopolita, comunicada, nocturna, esta in... MI CORAZÓN ES ORGULLOSAMENTE CHILANGO...
aRaLe :)