miércoles, 1 de julio de 2009

Fan from hell

El sábado me preguntaron: ¿A qué funeral de personaje famoso, irías? (en el contexto de la muerte del gran Freak del pop). Solamente me reí y dije ¿es en serio tu pregunta?.
Nunca he entendido a las personas que son fan from hell de algo... ya sea de un cantante, escritor, actor o un religioso. O yo soy muy apática o esa gente es rarita.
Por ejemplo, dice mi mamá que en México, cuando murió Pedro Infante (ya saben, Pepe el Toro, y si no, ¡google!) las calles se atestaron de mujeres llorosas y desconsoladas. Cuando murió John F Kennedy, lo mismo; cuando Juan Pablo II igual.
Digo, no es que no nos duela la pérdida de nuestros héroes y/o amores platónicos (bueno, el Papa no entra en esa categoría... o si?, iuuugh) pero ya como para salir a la calle a rasgarse las vestiduras, me parece un exceso.
Todavía me parece más pasable lo que sucedió en mi casa: el día que murió Jacko, a mi hermana casi se le atora el taco al pastor que se estaba empacando cuando su marido le dio la noticia. Yo me reí de ella y me dijo muy ofendida que a mí no me conmovía porque no había crecido con su música. Duuuh.
Porque si lo miramos fríamente, son personas que realmente no conocimos; quizá sus actos nos conmovieron o comulgamos con sus ideales, pero vamos ¿suicidio en Túnez por Michael Jackson? Uhhh.
Después de la pregunta que al principio me pareció medio insulsa, reflexioné al respecto: A qué funeral de persona famosa iría?. Llegué a la conclusión de que a ninguno.
Si soy muy fan de algunas personalidades como Andrés Calamaro, The Cure, Mario Benedetti, Jaime Sabines o Pedro Almodovar. Pero por ejemplo, cuando murió Benedetti sólo pensé: "Cha, que mala onda", me conmovió, pero ya. Oí del caso de una chica que se puso a llorar toda una tarde.
Otro ejemplo: Yo no esperaría 20 horas a que llegara Robert Smith a su hotel para que me firmara un autógrafo (como otro caso de quien sí se esperó ese tiempo a que llegara Enrique Bunbury). No soy de las que se desmayan cuando Calamaro canta (aunque sí grito mucho). No viajaría al funeral de Almodovar. Todo esto por la simple razón de que es:

a) una pérdida de tiempo-dinero
b) un terrible desgaste emocional.
c) que también eran personas comunes, con defectos y no dioses inmaculados. Seguro que ahora nadie se acuerda que Michael Jackson estaba acusado de pederastia, o que Lady Di no debía ser precisamente el modelo "políticamente correcto" a seguir de las chicas, porque era bulímica.

E insisto ¿El director de "Hable con ella" me marcó en mi cumpleaños?, ¿Tarantino se preocupó por mí cuando me dio influenza?, ¿Manu Chao me escuchó cuando tuve un problema? NOOOOOOOOO.
Si alguien me explica, adelante. En serio, no entiendo la apología del fan from hell (Nada más acuérdense del personaje de Kathy Bates en Misery y como se jode al pobre del personaje de James Caan. Cada vez que lo recuerdo me dan escalofríos).
También este asunto, me recuerda mucho una escena de la serie "Cuéntame como pasó" de Televisión Española. En un capítulo, muere Francisco Franco y uno de los subordinados de Antonio (el jefe de la familia), llama para avisarle; sarcásticamente le responde algo así como: "¡Que preocupación!, ahora mismo me voy a El Pardo a rezarle un rosario".
Aunque pensándolo bien, solamente una vez he asistido a un evento de esos; fue cuando murió la mujer que yo más admiro en el mundo (porque sus enseñanzas se han quedado en mí para toda la vida).
Y aunque nunca fue famosa, tuvo la suficiente fuerza para que la admirara y llorara genuinamente en su ataud.
Esa mujer se llamó Leonarda Hernández Ávila.
Y ella fue mi abuela.
...Pero ESA, es otra historia.

Y el comentario de último minuto:
Camélida, leí el libro "Para leer al Pato Donald" cuando estaba en la Universidad. Fue tan escalofriante y repulsivo, que terminó gustándome el Mundo Disney. Pienso que a todas esas caricaturas les deberían de poner la leyenda "No apto para niños y personas sensibles".

Ariel Dorfman/Armand Matterlart
Para leer al Pato Donald, comunicación de masa y colonialismo
Siglo veintiuno, editores

13 comentarios:

Uno de los Condenados dijo...

ja, yo tampoco me cortaria las venas por la muerte de un personaje público, que chidos los logros que hayan hecho en su vida y su legado, pero ps de ahi pal real, el día que yo me muera tampoco asistira al funeral Sharon den Adel, como en todo, hay que darle a cada cosa su lugar :P
Saludines

Ro dijo...

me dejaste picado por tu comentario de libro sobre Donald el pato .... si lo consigo lo leo.

Omar Franco Pérez dijo...

Tenés toda la razón. Eso de mortificarse por la muerte de un conocido-desconocdo resulta un tanto sobredimensionado.

En lo personal, podría serntir bastante trsiteza si personas con cierta relevancia muriesen (como Chomsky, Saramago, e incluso Petras y Fazio). Pero no al punto de salir a llorar por las calles.

Creo que sólo en el caso de que fuese alguien cercanísimo y valioso podría pasar por una reacción mayor.

Un saludo!

P.D. ¿De verdad tuvo influenza?
P.D. Podría contextualizarnos más su comentario sobre el libro de Mattelart y Dorfman.

Camélida de las Flores dijo...

Jelou Diablo!! Já! Yo me sentí bien parecido cuando Maicol murió. Me enteré vía sms cuando estaba saliendo del concierto de Marc Anthony, -sí, léase bien, Marc Anthony-. (Me invitaron, tuve que ir, fue un fiasco, jaja me da risa por boluda (de ir)).

Como sea, opino bien parecido a eso sobre las muertes y funerales de los famosos, (además que ODIO los funerales).

YAY! Ese libro del Pato es como de cabecera cuando se estudia Periodismo, no?? Y Ro, sí, toca que lo leas, es DENSO, pero fascinante.

Bueh Diablo, he estado buscándote en el Facebook (no sé cómo, porque no sé cómo te llamas), pero ya añadí a Adrián! Así que si lo tienes, encúentrame! :p y bueno... qué más?? No me acuerdo pero quería decir algo, hmmm...

ODIO NO ACORDARME DE LAS COSAS! Me voy, besos!!!

DÆMOИ dijo...

Exactamente, porque la necesidad de sufrir por gente que no conocieron? Eso los hace de alguna manera sentirse cercanos al difunto en turno? como decir: "yo fui parte del momento goey" para su ego.

Eh, en el mencionado libro hablan del porque los personajes de Disney en su mayoría no usan pantalones?

Saludos

Wiskani dijo...

Pues tienes razón eso de darle mucha lata a la muerte de un personaje publico es demaciado exagerado. Pero por otro lado también hay que tomar en cuenta que aunque para esos famosos no hayamos significado nada, sus obras, música o enseñanza, han tenido un impacto en nuestras vidas y por ende al morirse es como si alguna parte de nuestro pasado se perdiera para siempre, creo que por eso si vale la pena estar triste.

Botica Pop dijo...

que buen post. y mira que chistoso, el dia que murió benedetti colgué uno de sus poemas en mi blog y una foto de él, sonriente. más como recordatorio de lo que yo soy. o algo asi.

voy a curiosear por tu blog, compermiso. pero por mientras, tienes un premio en el mio.

Buen Tono 23 dijo...

Mira que yo opino lo mismo, te duele si dices chale tengo influencia de tal persona, pero hasta ahí, ahora si por ejemplo lo conoces si es más personal no? bueno eso es mi opinión, no creo que sea como mmmm como decirlo frío sino simplemente no es que por ejemplo veía a Michael JAckson todos los días o que hablará siquiera por telefono, escucho sus discos y c'est finni!

:D buen post!!!

DOMINGO DE PAGODA!!!!!!!

J. Lüver dijo...

google??! quién no conoce a Pedro Infante!!...



yo lloraría por chespirito... o chabelo


ja, es real

Camélida de las Flores dijo...

Si se muere Chespirito... yo sí lloraría, pero no iría a su entierro.

Cuando me enteré que Ramón Valdéz murió (hace no se cuanto), dejé de ver El Chavo por varios meses. Já! El Chavo del 8 es lo mejor que tiene México!

abuelo dijo...

Michael siempre vivirá en mi corazón, lo sé porque cuando Homero J. Simpson se levantó en medio de la madrugada pensando que lo odiaba, le recordó al mundo que Jacko cantaba bien y era buena persona, pero ESA es mi historia jajaja

Yosh Panda dijo...

Yo sólo lloré cuando murió mi cuyito Rocamadour... las personas me dan asco y siempre celebró que se mueran, así sea un clon chafa de Tina Turner que viola chavitos, un decrépito niño gritón con voz de pito, un pedote cantor que sólo bebe agua de jamaica o yo mismo.

Anónimo dijo...

Una sola expresión: PECHO FRIO!!!