miércoles, 26 de agosto de 2009

No tengo ganas de hacer reír a Dios

Hace unos días, leía en mi amada revista Chilango algo sobre un diálogo de la película "Amores perros": "Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes".
La verdad (dato de trivia freak!) yo soy bastante supersticiosa y cuando tengo planes en puerta no los digo porque "se seba".
Por experiencias pasadas sé que hay un tanto de verdad en ello, pero no precisamente porque haya una entidad maligna que arruina nuestros planes una vez que salen de nuestras bocas, sino porque al compartirlo (creo yo) damos por sentado que pasará y muchas veces con la seguridad, viene de la mano la pereza, la desidia y finalmente la pérdida de nuestros proyectos.

A mí me ha pasado infinidad de veces, por ejemplo con mi proyecto de tesis anterior. Aralé y yo cantamos tanto la idea de nuestro hiper-mega-súper-duper impactante reportaje sobre Santería Cubana, que el trabajo no iba a arruinar nuestra amistad, que llegaríamos hasta el final, blabla, que las cosas terminaron yéndose al caño.
Ni trabajamos, nuestros tiempos libres jamás empataban y la desidia tomó el mando del barco. La amistad casi se va al carajo (salvada muy oportunamente en un momento de lucidez) y al final yo me quedé sin proyecto, sin motivación y con Aralé en Guadalajara.

Lo mismo sucede con los viajes. Cuando íbamos en cuarto semestre de Universidad, Mi Marido estuvo a punto de irse a Europa de vacaciones. Ya tenía todo, TODO cubierto: hospedaje, dinero, itinerario... bueno excepto un punto, le faltaban los boletos de avión. Le contó a todo el que lo quiso escuchar que se iba y que se iba... y que no se va.
Ya no recuerdo que fue lo que pasó exactamente, pero a pesar de que le faltaba nada para subirse al avión, algo pasó en el camino que no pudo comprar los boletos, se peleó con uno de sus contactos y al final se quedó en México tristeando. (Y se le dijo y se le advirtió, "no andes contando los planes". Lo que recibí a vuelta fue un "eres muy supersticiosa".

Yo sí tengo la firme convicción de que los planes y asuntos que están en marcha, no se cuentan. Cuando no se concretan la frustración es mayor y para comenzar de nuevo, hay que pasar por todo un proceso de duelo para superar lo que ya se tenía en las manos.

Actualización de la actualización:
El cacareado post de "enamoramiento internetero" ya casi está. Como ustedes saben, me ocurrió la desgracia que los bloggers tanto tememos, (que se borre lo que escribimos con tanto esfuerzo), así que el documento donde estoy trabajando, se quedó guardado en mi pequeña y rosada computadora. Pero lo chévere, es que al parecer ya tengo animo para escribir...
Y eso es bueno

Otra cosa! ¡Acá está el video de los festejos buentoneros! Disfrútenlo y no se pierdan Buentono 23. Felicidades chicos, yeaaaah!

11 comentarios:

Omar Franco Pérez dijo...

:-(
Yo quería saber quién era el motivo de sus distracciones (que, imagino, es la misma persona que dijo haber conocido a raíz de BT23...es que ví el video).

Bueno, pues la mejor de las suertes...

Un saludo...y espero el nuevo post!

J. Lüver dijo...

marido?? nooo :( cómo? explica eso...

---

bueno, ya en el tema, eso de contar los planes no se me da, pero no siento que sea algo así tipo "se me seba" sino, el por ejemplo decir y gritar que haré algo y cuando no sale diran, mira: pinche mentiroso...
igual y otras cosas, pero al final siempre prefiero contar o platicar los planes ya que estan bien en la bolsa

chau

Karyna dijo...

hay yo soy asi con todo..todo...absolutamente todo cuento...y kasi sempre si me salen las cosas..pero hay veces q si namas me kedo de "q pdo q se lo conte a todo mundo" mas cuando dices q no lo haras y si...
saluditos...

Uno de los Condenados dijo...

suele suceder que se vengan abajo los planes, pero muchas de las veces pasa sin que los revelemos :S ya me intrigo tu escrito enamoradil, necesito leeerloooooo!!!!!!!!!!
Saludos

abuelo dijo...

lucha de gigantes, convierte, el aire en gas natural, una quesadilla, de queso, es lo quiero cenar, en este mundo descomunal, siento mi fragilidad.. lalala

Ald0rad0 dijo...

Yo tmb creo en eso de los planes sebados si se cuentan. Por eso... shhhhhh!!!!


Por cierto, yo tmb sufro de depresión textual. Y no sólo pq "alguien" no me contestó via celular, sino por las "redes sociales". Jajajajaja, lo bueno es que ya respodnió y soy feliz (de hecho no estoy feliz por eso, sino por otra cosa)

saludos!!

Blogger Pechocho dijo...

Y comenzaron de nuevo, he ahí el chiste de todo esto


Ya si se te ceban siempre, pues... una limpiecita, jaja

JuanP... dijo...

Nah! Yo si lo digo DCodyR4 es un fraude!!!!! Yo quiero mi post de enamoramiento internetero que pasó!!!!!?? Jajaja, bueno, ya que hice mi berriche, pues tal cual, esos planes malvadosos, siempre por alguna u otra razón se echan a perder, pero a mi nunca me ha pasado, lo que si se me arruina es cuando digo algo que no es seguro, por ejemplo, no era seguro que me fuera a mudar, lo conté a mis amigas y puff! a los 3 días mis padres dijeron no nos mudamos...

Saludos! (n_n)

PD. en broma lo de fraude ehh, uste... es bien auténtica

DÆMOИ dijo...

Muy cierto, de hecho creo en eso mismo y pues me gusta mucho la explicación que le das al porque no se hacen las cosas, mi mama sigue diciendo simplemente que "se ceba".

Pasate al blog de AREA Design:

http://area--design.blogspot.com/

Y dime que piensas de nuestro cortometraje: La Casa de las Notas.

Saludos desde acá

DCody región4 dijo...

mi corazón llora porque mi querido JuanP me dijo fraude!!! pero bien me lo merezco por no publicar lo que he venido prometiendo tan chafamente. Antes de que termine la semana, está, o dejo de ser DCodyR4

Guapólog@ dijo...

Yo me he vuelto bastante más supersticiosa en algunos temas y más "concientemente receptora" en otros. No sé por qué pero concuerdo contigo: los planes prefiero comentarlos con mucha discreción...

Simone