martes, 8 de septiembre de 2009

Estos encuentros del triásico

Quien te ha visto,
dime quién te ve
cómo te va en la vida?
a mí me ha ido bien...
La Unión/Vivir al este del edén
Hace poco encontré en Internet a un compañero con el que conviví en primero de primaria (uhhhh).
Como es natural y común, me preguntó como estaba, qué era de mi vida y a quién seguía viendo. Como me pareció divertida la retroalimentación, le dije que sólo seguía viendo a Gatona Tesoro y le hice un pequeño resumen ejecutivo de lo que me había pasado en los últimos 12 años.
Cuando él hizo lo propio, siguió la propuesta a la que obligatoriamente daba paso el reencuentro virtual: "Hay que vernos un día de estos" (expresión orgullosamente chilanga por su contenido vago).
Pero lo interesante del punto no fue la propuesta en sí, sino que acto seguido me pidió mi teléfono y el de Gatona para proponerle lo mismo, encadenar números y hacer una REUNIÓN DE EX ALUMNOS DE LA PRIMARIA "BENITO JUÁREZ". Uhhhhhh
Y me pregunté, ¿realmente me gustaría ver a mis ex compañeritos?
La verdad es que estas reuniones siempre acaban en desastre asegurado. No es sencillo que después de tantos años, la más brillante del salón aparezca como una frustrada sin planes, la más bonita como una mujer descuidada y marchita, el más guapo con tremenda panza, la solitaria con cinco hijos de la mano, el deportista como burócrata encerrado en una oficina gris... (y viceversa).
Es decir, el momento para saber si cumplimos nuestras expectativas infantiles se presenta como una realidad.
¿Qué he hecho de mi vida? ¿Estoy donde planee estar? ¿Estoy contenta(o) con los resultados? ¿Esto era lo que quería?
(Aaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)

Que rete fuerte.
Porque de alguna manera la comparación es inevitable y con ello vienen (queramos o no) las envidias y en algunas ocasiones la mala onda.
Hace un par de años, encontré a una chica de la misma primaria durante un evento muy triste. No se quedó con las ganas y me preguntó que estaba haciendo (en ese entonces, aún estudiaba la carrera pero todavía no trabajaba).
Ni tarda ni perezosa me platicó que ella estudiaba lo mismo y cuando le dije que yo iba un año atrasada (todo el mundo ya sabe porque, ¿verdad?*) me platicó que en poco tiempo ya le tenían a-se-gu-ra-do un súper puestazo en Televisa o Tv Azteca (las señales de televisión abierta en México).
A mí la verdad es que jamás me han interesado los medios electrónicos, así que tomé su comentario con indiferencia y gusto por ella. Inmediatamente me dijo que igual si salía algo, ella me llamaba (y curiosamente jámas me pidió mi teléfono).

Supongo que esto de las reuniones debe tener algo de bonito, pero creo (tal como lo dijo El Ornitorrinco el día de la reunión) que para que un evento de esa naturaleza suceda en óptimas condiciones, debe pasar más tiempo.
Yo creo que a estas alturas, aún no hay un punto de madurez que nos lleve a evitar la comparación para dar paso a la identificación y a la comprensión.
Así que no, no quiero reuniones con la muchachada de la generación 1991-1997. A lo mejor en unos años, cuando haya ganado el Premio Nacional de Periodismo (dos veces) o el Onda o el Pulitzer (o todos), lo que suceda primero.

PS.
Ando rete seria. Será por los días lluviosos y grises, prometo ponerle más acción a los post; estaré muuuuuuuy atenta a cualquier evento jocoso de interés general.

*Para los que no saben la triste historia de mi vida, sepan que reprobé el último año de la preparatoria porque en ese entonces me parecía mucho más instructivo comer tortas gigantes afuera del metro y jugar maquinitas o billar con mis homies, que entrar a clase de cálculo integral y diferencial. Y así fue como comprendí que la UNAM no tiene corazón y que no les importa si pasaste todas las demás materias con 9 y 10 (también entendí, que no puedes aprender lo de un año, 15 días antes del examen extraordinario).
Si truenas una, te quedas otro año para que aprendas bien tu lección.
(Saludos a la prepa 9, Pedro de Alba)

10 comentarios:

Guapólog@ dijo...

Ja ja ja, me haces reír porque entiendo muy bien lo que dices. En mi caso me da un poco de flojera pero no me da tanto estrés la posibilidad del viboreo porque, al final, qué más da? Pasarán 20 años antes de los vuelva a ver y retomaré contacto con gente valiosa con la que vale la pena hablar, contactarse y conectarse. Al menos eso pienso yo respecto de ese tipo de reuniones.

Ahora, haciendo memoria, mi abuelo (tiene más de 80 años) hace como un año se reencontró con un amigo suyo de la primaria!!! Y ahora se van de paseo juntos, sus esposas se entienden y felizmente retomaron una buena relación, así que me da esperanzas sobre el género humano y su capacidad de ojetez ;)

Un beso señorita!

Simone

ana dijo...

Estoy totalmente de acuerdo! sobretodo con eso de las envidias y malas vibras... en mi caso mis amigas de la primaria lo fueron tmb en la secundaria y en la preparatoria... Universidad ya no la verdad pero si me tocó que cuando me casé y se los comenté a algunas personas que no había visto en mucho tiempo ni me felicitaron fue un ¡ah! y eso? mmm... y yo que ando platicando verdad??? en fin... tienes razón no vayas ahorita... pero estoy de acuerdo con que en unos 20 años más igual hasta se vuelven mejores amigos :) gracias por seguirme ya te agregue a mi blogroll

Ada dijo...

También a mi una vez me invitaron a una reunión con ex compañeros de la secundaria EST 36 2000 - 2003 y todos así bien amigables conmigo cuando mientras estábamos en la escuela me tachaban de rara, loca, esquizofrénica. Y fue la única vez que asistí a un evento así.
En la prepa me ocurrió lo mismo: me era más interesante ir a las maquinitas y al ciber café que entrar a educación para la salud, trigonometría, biología, historia y química, así que yo si en 15 días me aprendí todo para el extra u_u

Saludos!!

JuanP... dijo...

No vayas, te van a sacar el hígado y venderlo! (n_n)
Además de que en lo personal, esas reuniones de ex-compañeros me aburren (n_n)

Saludos!

Botica Pop dijo...

saliste de la primaria en el 97?

ya no quiero hablar con ustedes.

me hacen sentir vieja :s

J. Lüver dijo...

yo una vez me encontre a una amiga de la primaria en un chat, así de la nada... lo chistoso es que con ella estuve en otro estado y sólo primero y segundo

neta no me acuerdo muy bien de quién era quién en la primaria, y como que muchos aún no sabíamos que queriamos ser, bueno eso y de astronautas y bomberos... la otra es que dos de mis hoy mejores amigos son de la primaria, de ahí estudiamos en misma escuela y mismo salón la secu y ahi la amistá se hizo bien chévere

:) saluditos y así

yo salí de la primaria en el ...

Karyna dijo...

wow...a mi me encanta ver a mis amigos...pero no en las reuniones de generacion...simplemente a aquellas personas que con las que siempre tengo contacto, aunque sea de vez en vez, son con las que me siento a platicar de a quien vimos, de quien sabemos que .. pero sobre todo de nosotros, lo que si es que hay veces que da gusto ver a ciertas gentes..y en cuanto a la madurez y a apreciar lo que han logrado los demas, simplemente hay cosas que por mas madurez nunca se superan =P ... Saludosz =****

Camélida Klee dijo...

Yo tendría que haber terminado la carrera cuando tenía 22/23. O sea, hace 3/4 años..., jajaja y todavía voy por ahí..., uhh!! Pero es que tb soy veterinaria (a medias), socióloga (a cuartas), licenciada en lingüística (a cuartas) y otras más..., justificada? :D

Se te extraña waway.

Ro dijo...

Y en la primaria que te imaginabas que ibas a estar haciendo en por estas glamorosas fechas?

DCody región4 dijo...

Ro: Uhh muy buena pregunta. En aquellos entonces yo pretendía estudiar ciencias políticas y dedicarme a aprobar leyes en alguna de las cámaras. Misma ambición que aún pretendí llevar a cabo cuando estuve en la preparatoria, pero como ya lo expliqué, me quedé un año más en la prepa y no me arriesgué a no quedar en la FCPYS de la UNAM. Así que opté por mi otra pasión en la vida (que ha resultado la más grande y auténtica): El periodismo.