lunes, 7 de diciembre de 2009

malditos regalos! y otras reflexiones sobre conciertos masivos...

Post dedicado a Arlett y René por lo que
parece un año de felicidad mientras los demás
envidiamos su buena estrella
y preguntamos en que curso de buceo se inscribieron.
¡Ea valientes! Los amo a los dos.


Atendiendo al tema navideño, el viernes regresé sumamente feliz de la fiesta de fin de año de la oficina. Y no porque la comida haya sido estupenda (que no lo fue), sino porque en el intercambio me dieron justo lo que quería y ahora podré comprar los audífonos decentes que me recomendó el querido y apreciado Dani, para salvar la poca audición que me queda luego de incontables horas pegada al iPod.
sí.
Por otro lado recibí otra cósmica compensación por el horrible y desagradable episodio que viví el jueves (yo nada más digo, no vayan al Lumiere Reforma. O vayan si son gerontófilos). Y esta compensación fue algo tan bizarro y paradójico que me emocionó. Me gané un wii.
¡¡Un wii!!
De dónde salió la idea de que a mí me gustan los juegos de video? ¿cómo ocurrió? Porque dios sabe que yo odio los videojuegos (excepto rock band y guitar hero a los que considero la salida a la frustración para un aspirante a rock star que jamás a tocado ningún instrumento. Nos hacemos llamar melómanos).
Pues la cosa es que tengo una sofisticada consola gamer y temo por mi vida.

Cuando hace poco comencé una amistad que prometía convertirse en algo más pero que no llegó ni a la cola de las tortillas, tuve ganas de aprender a jugar. Pensaba insulsamente que su aprecio subiría si me convertía en experta gamer; afortunadamente deseché la idea que desde su origen era estúpida. Estuve a punto de perder autenticidad por una tomada de mano que no valía la pena. No por la persona sino por la situación en sí. Bah.
(anécdota que no tiene nada que ver, pero que tenía que incluir como responsabilidad social con mis congéneres).

Ah sí, los regalos.
El mismo viernes, mientras hacía algo sin interes para el respetable, la gran Loli marcó para preguntar: quieres ir al Goliath? (festival de música miscelanea que su organizador, Pedro Moctezuma, intentó comparar con Woodstock y Lolapalloza) (ya pueden dejar de reír o de babear espuma). De nuevo:
La Lola:-¿quieres ir al Goliath con un pase en VIP?
DcodyR4: mmm, bueno.

Y así fue como caí en la zona VIP para codearme con personalidades como Ari Borovoy y unos pendejillos de telehit cuyos nombres no recuerdo. Ayer, Luiz Yocomolobos me dijo: dicen que los de VIP se la pasaron bien. Y sí, yo creo que fueron los únicos.

La zona de general era un asco, demasiada gente y demasiada discriminación. Jamás había ido a un concierto tan elitista por razones varias:

1-El servicio médico estaba justo al lado de la entrada a VIP, para los demás había que caminar toda la Alameda Poniente.
2-Básicamente la zona de comida era el equivalente a elegir, en que lugar de Polanco comer. Había puras cadenas de zonas adineradas, a excepción de una cadena de pizzas que vendía las individuales en 50 pesos (unos 6 dls aproximadamente).
3-Los grupos iban retrasados dos horas. Sólo quería ver a Justice y me lo perdí porque salieron a tocar como a las 3am. Es decir, la organización fue una mierda.
4-La zona VIP apestaba. Los yuppies ni siquiera iban a ver el concierto, competían por ver quien tenía más botellas vacías en sus mesas y quién trataba peor a los meseros. Maldita alta sociedad cerda.
5-Los boletos: Zona general: 790 (80 dls) ; Preferente:1500 (160 dls) VIP: 2,875 (300 dls aprox). Creo que el comentario sobra.

Pero en general no estuvo mal. Pude ver muy de cerca a Calle 13 (de los que ahora soy una núbil fan pouser gracias a que (y no me canso de decirlo) Residente está re-bueno), a Black Eyed Peas (que tampoco me gustan pero tienen buen espectáculo), a Cromeo (a los que tuve a cuatro metros y suenan parecido a Daft Punk) y otros grupos cuyos nombres no recuerdo porque me asaltó una migraña terrible que sólo se curó con dos aspirinas, paracetamol y diclofenaco todo eso tragado con una coca-cola.
Fue un gran viaje, enorme.

Salimos a las 2:30am muertas de frío, sin ver a Justice y comentando sobre drogas duras durante el trayecto de Santa Fé a la Roma.

Llegué a casa a las 3:30 en lo que fue un cuadro ligeramente gracioso visto desde fuera: Yo tocando la puerta y marcando al teléfono para despertar a mi papá porque no tenía llaves, temblando de frío, mientras Cognac estaba acostada en mi cama con la panza para arriba, las patotas abiertas y la cabeza de lado.

No cabe duda que el perro es el mejor amigo del hombre.
Cuando le conviene.

8 comentarios:

JuanP... dijo...

Ahhh pues que mal lo del concierto, nuevamente, felicidades por el wii, ya eres gamer obligada mas que por gusto, y pues que te puedo decir, no soy mucho de eventos sociales, pero ps... algo algún día tendré que hacer...

Un saludo! (n_n)

Botica Pop dijo...

"cuando le conviene" jajaja. igual que los humanos. qué horror.

wi wi wi wi

Zetaeme dijo...

Si fue una larga discusion twittera esa de la chica gamer...

en fin muy buenno el post :)

ZaluDosZZ eRezzZ La OnDdAAaa!!!

STELLA dijo...

Hahaha simplemente genial el post...

Felicidades por el Wii, lamento decirte que esa cosa es del Diablo porque una vez sentada, tardas en levantarte...

...bueno mientras dura la emocion.

Guapólog@ dijo...

Soy tu fansss con esa suerte de ganarte un wii!!! Ja jaja. Nunca he estado siquiera cerca de uno, pero tengo que decir que los juegos de diseño, moda, ejercicios y demás se ven sumamente entretenidos y son sólo para esa plataforma, así que es una señal más de que tu etapa fashionista va a evolucionar, ajúa! jajaja

Un beso,

Simone

Yey★ dijo...

ahsuuuuuu Diablo! mi mejor amiga y yo queríamos estar ahi!!! pero tiene boca de profeta, pues me dijo que seguro iba a ser una mierda, porque obvio no ibamos a poder estar en la zona VIP! pero si envidio que pudiste ver de cerca al buenote de Residente! y pues a mi si me gustan los Black eyed Peas! mmm los video juegos no son tan de mi agrado! ji!

Saludotes

Bere Tarde o temprano dijo...

Yo confieso que ya estoy demasiado ruca para los conciertos, jajaja, bueno, no, pero ya tengo cero tolerancia a estar apachurrada, a los empujones, etc. bueno eso es lo que pienso cuando terminan los conciertos, porque por alguna extraña razón se me olvida cuando compro los boletos, supongo que el Alzheimer es parte de la edad :P

Y aunque siempre digo no vuelvo a ir a un concierto ahi voy, tengo algo de masoquista también :S

Manzanita Grunge dijo...

Hola quisiera invitarte a participar en mi blog, si te gusta mándame un texto.
Te dejo el link para que lo cheques:
http://quieroseroriginal.blogspot.com/