lunes, 11 de enero de 2010

Hobbes, no entiendo este asunto de la muerte...

Hoy en la mañana, México despertó con una noticia triste y para mí, con una reflexión trágica. Unos de los empresarios más prominentes del país, Moisés Saba, murió en un accidente aéreo junto con su esposa, su hijo, su nuera y el piloto del helicóptero en el que iban.

El episodio es trascendente de por sí, porque los Saba son una familia de mucho poder, y como todos los poderosos, odiados por muchos. Pero la reflexión en mi caso, es sobre la percepción de la muerte en sí, y sobretodo de la muerte que nos es ajena.
Cuando oí la noticia, confundí una letra y pensé que se referían a otra persona, por lo que lo primero que se me vino a la cabeza fue: "voy a tener un montón de trabajo".

¡Por favor! Lo primero para mí fue sopesar la carga de trabajo, cuando alguien en otro lado de la ciudad estaba deshecho por la muerte de sus familiares. No quiero dar a entender que yo también debía estar deshecha, pero el caso en sí, es que quizá hemos perdido un poco de sensibilidad y la noción de lo que significa una muerte. Ya sea para la familia más adinerada de México o para quién vive en la sierra en una casa de madera.
Otro cara dentro del mismo caso, fue algo que leí en la columna de Federico Arreola (periodista polémico por sus marcadas inclinaciones políticas). En ella, hablaba sobre el accidente y daba el pésame a la familia Saba.
Uno de los comentarios al respecto por algún lector, fue congratularse por la muerte del señor, por "empresario explotador". Yo no creo que haya sido un santo, puesto que para forjar un imperio de esa magnitud siempre se pisan cabezas, es verdad. Pero de ahí a festejar... vamos, no era un terrorista o un dictador fascista.
¿Es que el sistema nos empuja a sentirnos satisfechos por este tipo de acontecimientos? ¿un opresor de las masas, menos?

Por poner un ejemplo (quizá un poco burdo) recuerdo que por ahí de mayo del año pasado, mi hermana y yo estabamos muy tristes por la muerte de nuestra perra Brandy.
Cuando nuestros sobrinos (de 16, 14, y 8 años) se enteraron, el más grande se rió diciendo que si en esa cajita estaba la occisa (la caja donde están sus restos), la "niña" de enmedio se conmovió ese día, y el más pequeño sólo hizo "ahhh", y siguió jugando.
Quizá no haya sido una muerte que haya sido un parteaguas en sus vidas, pero la sorpresa o la desazón por el fallecimiento de un ser con el que habían convivido no les hizo mella. Eso me pareció preocupante.
¿Es que de verdad nos está afectando oír noticias como "89 fallecidos en el norte en lo que va del año" o ver todos los días, fotos de cabezas cercenadas y personas acribilladas?
¿Ya no nos molesta o sensibiliza un poquito la desgracia ajena?

O será que la muerte nos molesta tanto que preferimos (muy a la mexicana) burlarnos de ella e ignorarla.
La verdad, no tengo respuesta para esto. El tema de la muerte es intrincado y difícil y preferimos no hablar de ello para espantarla y retrasar su aparición en nuestros caminos (ya sea directa o indirectamente).
No sé. Pero como dijo Calvin a Hobbes en su infinita sabiduría:
-"Yo no entiendo este asunto de la muerte"-.

(Y sí, aunque no los conozca, me parece terrible que una familia pierda a cuarto integrantes de un jalón. Y que otra que no tiene apellido renombrado, haya perdido a un ser querido. Lo lamento en serio.)

11 comentarios:

Guapóloga dijo...

Entiendo menos el asunto de la insensibilidad a la muerte: ¿será que es más popular pensar que todo (y todos) es reemplazable? En ese caso, ¿pa' qué la angustia?

Tienes razón, somos una tragedia

Dianishhh dijo...

Es difícil aceptar realidades...

Pero lo peor es ser un insensible...creo que es lo que más desesperación me da..ya que no entiendes por qué actúan así...

Karyna dijo...

Pienso que es la mejor manera que encontramos de hacerle frente, el insensibilizarnos, aunque claro no es lo ideal...kiszas demostramos indiferencia pk fue lo que nos enseñaron q hay q hacer cuando no es alguien exactamente de nuestra familia o de nuestro circulo social cercano...
saludosz

ana dijo...

Es una gran perdida para cualquier familia!!! que triste... yo me pongo a pensar que de un jalón me quitan a mi papá, mi mamá y mi hermano... simplemente no se que haría... pero yo creo que esa falta de sensibilidad si es por lo que escuchamos a diario desde hace un tiempo, que si secuestraron, que si mataron, que si ahogaron, que si se murieron 14 en una balacera, que si encontraron a tres decapitados en la carretera, ... que te puedo decir... yo tampoco sé ya que es la muerte ni que tan cerca la tengamos...

Letty♥ dijo...

A mi si me han pegado las muertes, y feo. Aunque eso de asistir a un cepelio no es lo mio, no se, no me siento "bien" cuando voy a uno, prefiero llorarles en silencio, ¿o es necesaio que todos se enteren de mi sufrimiento?

Hace poco se murio el hermano del amigo de mi novio, y una chava estaba insistiendo en que deberian ir a ver a su amigo. Mi novio me pidio mi opinion y le dije: "si yo fuera su amiga, si voy. Pero nadamas por el, porque el otro ya se murio, no creo que le importe si le regalo flores o no se". La chava me miro feo... chale

Si, se siente bien culero perder mucha gente de un solo jalón =/

Uno de los Condenados dijo...

Quizá, más que nos burlemos o disfrutemos de una muerte ajena de un personaje de tal indole, estamos ya tan acostumbrados a la muerte que es un tema que solo nos duele cuando es alguien muy cercano a nosotros.
De cualquier manera coincido contigo que nuestra capacidad de sentir pesar o solidaridad por la desgracia ajena ya esta muy devaluado y eso habla de que nos hemos vuelto también más frios e indiferentes, chale, a donde vamos?

Adrián López~Cruces dijo...

Pero es que ¿cuál sería la reacción normal o humana ante esas noticias? Sobre todo cuando son tan abundantes.

A mi no me da alegría, pero tampoco me pongo a llorar.

Ada dijo...

Todo esto es parte de la sociedad posmoderna que nos ha vuelto seres individualistas e incapaces de sentir compasión y empatía por el otro, dice Lipovetsky... bueno no, no diré cosas filosóficas... la muerte es un proceso natural como todo pero pues sí uno se agüita cuando el que se va al limbo/cielo/nirvana, como quieras llamarle, se va... aunque bueno a veces te quedas pensando... '¿pero qué es mejor? que estuviera acá sufriendo o estar en otro nivel... maese tss'... pero eso sí nadie tiene derecho a quitarnos la vida... ps total es lo único que en verdad nos pertenece...

Saludos!

Ada dijo...

Fe de erratas: "...la muerte es un proceso natural como todo pero pues sí uno se agüita cuando el que se va al limbo/cielo/nirvana, como quieras llamarle, se va..." Súper Fail... debería decir: "...cuando el que se va (...) es alguien cercano..."

:P

Yey★ dijo...

realmente es lamentable, pero yo también creo que la gente prefiere ignorar a la muerte, creo que es ese miedo terrible de que les llegue...

DÆMOИ dijo...

¿Síntoma de estos tiempos cada vez mas violentos?

Lo raro que muchos le lloraron a Michael Jackson.