jueves, 15 de julio de 2010

La historia de la amiga de mi amiga

(aaaaaaantes de que empiecen a leer, no sean personitas desagradables y contesten la encuesta que está justo al lado; es para un subtema de mi tesis. Esta persona les agradecerá con dulces de mantequilla imaginarios o sonrisas insulsas de agradecimiento, lo que más les acomode)

Mi amiga vino a visitarme la semana pasada y me contó algo así: 
Un sábado, una amiga de mi amiga fue invitada a una reunión con desconocidos a la que no pensaba ir, porque a pesar de lo que muchos imaginan, es una persona muy tímida e insegura a la hora de conocer gente nueva. Pero se llenó de valor, pensando que como en la escuela, algunos no se conocían y eso le daría ventaja.
Llegó a la cita y efectivamente, pudo sacar la máscara de sociable. Pero ese día algo pasó; algo que le sigue dando pequeñas puñaladas en el estómago, el raciocinio y el corazón a pesar de que fue hace mucho: quedó prendada de un muchachito que asistió a dicha reunión. Desde el primer momento, aún sin saber su nombre, estado civil, complicaciones de personalidad o  preferencia sexual (es que en estos tiempos, primero hay que viriguar antes de fusilar).
Según supe, ella se expuso ante él (¿saben qué tan difícil es para una persona que piensa casi cada paso que da, decirle al otro las horribles palabras: me gustas...? una de las frases más terribles, imposibles y desgastantes, por cierto) pero nada pasó realmente.

Me contó mi amiga que el tipo en cuestión es uno de esos que abundan, con personalidad "complicada". Así que se alejó al no encontrar la respuesta positiva que su amiga esperaba.
Y se fue, dejó de verlo, se relacionó con otras personas, reincidió con otras, aprendió... pero no dejó de pensar en él. Como un dolorcillo molesto y discreto, cada que tomaba café, que oía música clásica o cuando visitaba Mundo E (centro comercial, para los que no vivan en México) (o sí, pero no en el DF). Y sentía un hueco en el estómago recordando el beso que se dieron o las cosas que platicaban.

Porque tenía mucho que no le pasaba eso y se enojaba consigo misma por ser tan estúpida, por recordar a alguien que no la buscó... por algo que realmente no fue nada y no duró más que un mes.
Pero se lo volvió a encontrar... Y a pesar de que se dijo a sí misma que sólo lo vería como un amigo  más (porque seguramente él no ha cambiado ni lo hará BTW) ahora, sin darse cuenta revisa su Facebook con un poquito de emoción por si hay algún mensaje suyo. Un caso perdido.

Esa es la historia de la amiga de mi amiga.
Mi amiga me pidió opinión sobre el caso. Cerré los ojos, me quedé callada un momento y le dije seriamente: 
"Dude, se me antoja un helado ¿quieres ir por uno?"

9 comentarios:

Bere TOT dijo...

listo, ya voté.

Aveces extraño esos azotes. Dile a tu amiga que sea masoquista y los disfrute :P

JuanP. dijo...

No le hagas caso a esta chica Bere, yo estoy en pro del no amor y de la individualidad total, solo nosotros por siempre, en fin, yo digo que coman más helado, mucho y que se rían de aquellas situaciones no en burla, sino como recuerdo de algo que ya fue pero que no sucederá otra vez.

Saludos! (n_n)

PD. Tmb voté!

Camélida Invernal dijo...

Pobre la amiga de tu amiga. Mas dile a tu amiga, que le diga a su amiga, que ese tipo de cuestiones, es sólo el comienzo para empezar a vivir.

(Yo fui la primera en votar) :)

STELLA dijo...

Votada!!

Vamos todos por un helado!!

Aunque si, suene patetico, no es mas que el gusanillo del amor y para eso no hay desparasitantes. Como dice el sabio Facebook

"No toda distancia es ausencia, ni todo el silencio es olvido"

C. Thunders dijo...

Voto 5

L De dijo...

sip ya vote!!

y soy team juan (sorry bere) el amor asi sucks y basicamente todos solos y felices por siempre

y muuucho helado!!!!

un besote!!

Ald0rad0 dijo...

Yo voto porque no sufra tanto porque el revisar sus mensajes con emoción provoca ansiedad (" por qué no me habla?") y celos. Mejor que se relaje y se deje llevar. Si él le llega, chido. Si no, también.

Besos!!!

Por cierto, esa GRAN canción de los Fresones ha traido paz a mi alma justo después de un flashback desagradable. Ah, es que todos tenemos a un o una Ya-Sabes-Quién en nuestras vidas :3

La Maquinista Yey★ dijo...

mmm yo opino que lo deje pasar! esas cosas son complicadas y terminas enamorándote hasta los huesos sin saber como salir! las personas complicadas traen complicaciones y mejor que no busque en el face, EL que busca encuentra! amarga experiencia de una servidora!

Y Ya vote!


PD. Manu regresa como en un mes a probar suertte en el D.F. eaea!

abrazos!

Sabandija dijo...

Listo ¿ay, por qué todos prefieren blogger si wordpress es tan bonito?
Bueno, pues yo no puedo opinar porque soy una sope total en estos casos de las relaciones sociales y amorosas, y todo el tiempo me pasa que nomás no doy una con la gente, y menos con la que más me interesa...y por lo tanto siempre ando en la azotadez total y me siento inútil y tonta y nononono, para qué le sigo, yo sí terminaré sola como el perro, sin amigos, buaahhhhhh