lunes, 10 de enero de 2011

Sobre el activismo en línea y esas cosas

Hoy me encontré con la novedad de que Eduardo del Río mejor conocido como Rius (uno de los más grandes caricaturistas políticos de México, por si usted no vive en este mono país) inició una campaña que se llama "Basta de sangre". La cosa consiste en protestar a través de arte gráfico con esa misma leyenda. La gente en twitter también se manifiesta a través del hashtag #Yabastadesangre y sus variantes (#nomassangre y los que se inventen estos días).
Hay dos posiciones que llaman especialmente mi atención:
1) Los usuarios que apoyan la campaña.
2) Los usuarios que usan esto para mofarse.
Pero esto no es un caso aislado, los usuarios de redes sociales (especialmente los de twitter) hacen uso de los medios para protestar, algo que no se había visto en los últimos años (a menos de forma tan fuerte). Empezó (al menos de forma fuerte) en 2010 cuando el gobierno quiso gravar el servicio de internet (#internetnecesario). Fueron tantos los tuits que llamaron a un grupo "distinguido" de tuiteros, lo cual hace que uno se cague de la risa porque el "distinguido" locutor Sopitas (ahora muy famoso por agredir en su blog a una empleada de Aeroméxico) estaba entre los destacados. Al final el resultado todos lo conocemos, no le pusieron impuesto al servicio de internet... y sí a muchas otras cosas.
Después del éxito comenzó una ola de protestas: para que Calderón recibiera a los afectados por el caso de la guardería ABC, contra la Ley Antiinmigrante de Arizona, entre las nacionales más famosas.
Y aunque creo que toda esta cosa de protestar esta bien (ya es tiempo de quitarnos el miedo de alzar la manita para decir yo) el problema con este tipo de activismo, es que (y ahí es donde viene el conflicto para muchas personas) es que esta forma de protestar es comodísima y elitista (pensando que México es uno de los países con la peor y más cara conectividad): uno llega, prende su computadora, abre su cuenta de twitter o de lo que se ofrezca y se pone a saturar el timeline con frases comprometidas como #bastadecorrupción y saliendo del trabajo le da mordida al policía porque se pasó el alto. (Por decir algo, porque seguro alguien dirá: pero en el DF ya es otro sistema...)
O mientras tuitea #nomasinseguridad, también esta cazando tuits para saber dónde está el alcoholímetro y  poder salir hasta las nalgas del antro sin broncas con el riesgo de llevarse un cristiano (como decía mi abuelita) por delante.
Es complicado porque entonces: ¿se manifiesta uno, o no? ¿aunque sea por esta vía? ¿será mejor salir a las calles con la cara cubierta y bote de pintura en mano? ¿nos organizamos para hacer una marcha que sólo afecta a los habitantes y que a los políticos les da igual porque andan en helicóptero? ¿lanzamos una bomba? ¿nos quedamos impávidos y nos mofamos de los que lo hacen porque ya sólo nos queda reír?
¿QUÉ HACEMOS PARA QUE NOS HAGAN CASO?
Porque además, como bien hemos visto, ponerle cara a nuestras protestas es un asunto peligroso hoy en día. Hasta me atrevería a decir que es más seguro jugar ruleta rusa que protestar (y no exagero ni me voy muy lejos: Lydia Cacho, Sanjuana Martínez, Digna Ochoa, Marisela Escobedo... y tristemente la(o)s que faltan).

No pretendo dar ninguna solución, creo que estamos en un clima muy fuerte de incertidumbre en el que nos queremos hacer oír de la manera más segura. No creo que los que se mofan de las protestas estén muy de acuerdo con que hace dos días hayan matado a 20 personas. Tampoco creo que esos mismos (ojo: ni los que protestan) SÍ tengan los huevos para salir a la calle y agitar las rejas de Gobernación, o de meterse a Los Pinos y ponerle un cuchillo en el cuello al presidente para que renuncie (para empezar porque no llegaría ni a la casa del perro y porque el sustituto sería alguien más nefasto).
Bueh.

Juro el siguiente post será una explosión de alegría o algo que se le parezca.

4 comentarios:

JuanP. dijo...

Yo la verdad no protesto, por que hasta ahora no me veo tan afectado por tanta situación horrorosa (afortunadamente) pero eso si, cuando digo algo, lo digo y lo sostengo y creo que eso es lo que le falta a la gente, no se como se diga o no me acuerdo pero creer en lo que dicen y no hacerse "guajes" como dicen por ahí, yo apoyo lo que dices, pues.

Saludos!

C. Thunders dijo...

Pues en este tema yo opino como el señor Eric Cantona: salir a la calle con pancartas ya no es viable hoy en día.

Existen otro métodos con los que se puede lograr una mayor presión y sin tener que arriesgar la vida, como la propuesta que hizo para el pasado 7 de Diciembre.

Aquí el video: http://www.youtube.com/watch?v=38yGdQEqGhU

L De dijo...

pues la verdad es que me gustaria que las protestas sirvieran de algo pero no es asi la situacion cada dia va a peor y cada vez esta mas cabron, digo precisamente por eso ya no vivo alla, total que esta cabron

un besote!

Guapóloga dijo...

Yéndome por la tangente, me llama la atención que mencionas protestas encabezadas -y castigadas- por mujeres... Y me puse a pensar en alguna que haya trascendido con hombres a la cabeza y como que no me llega ninguna reciente...