viernes, 10 de junio de 2011

Sobre la situación televisiva México vs Argentina

En estos días he visto un poco más de televisión de lo que quisiera. Siempre he creído que la televisión mexicana es un asco (y realmente lo es) pero la televisión argentina le dice da un codazo y dice: "quítate que ai te voy".
No es que me llene de orgullo pero en México no tenemos programas tan bizarros como aquí, quizá en el tiempo del boom de los talk shows y la inolvidable Carmelita Salinas entrevistando a los freaks (que salió del aire milagrosamente porque al gobierno le pareció que era demasiado exhibicionismo de circo).
Aquí los productores llegan al límite del acto circense de pueblo con programas como el de una señora güera que le llaman Anabela y se la pasa entrevistando puro freak: enanos, gente con deformaciones físicas realmente feas... si creen que Sammy y Margarito son una exageración, no han visto nada. 
Otra cosa que no me explico son unas curiosísimas figuras públicas a los que llaman "mediáticos". ¿Les parece que Niurka es el límite de toda comprensión humana? Bueno, al menos hace como que baila, hace como que canta y se encuera. Aquí existen las versiones vitaminadas de Niurka: Las Ipolitakis, Graciela Alfano (su versión de Carmen Campuzano menos deforme), el Fort (su Poncho Denigris con la variante que este ni siquiera se encuera como su par mexicano)  o la Vanucci, y esas de verdad no hacen nada, solo son personas que salen en la televisión a hacer chismes sin fundamento. Pero eso no es todo, salen en todos los programas, todos los días a toda hora. No cantan, no actúan, medio se encueran, no son guapas; solo se deambulan por las televisoras porque se pelean entre ellos, suben fotos pendejas a twitter (como la última, una de ellas en el sanitario pidiendo papel) y eso se convierte en showbiz. Triste pero cierto.
Y lo peor es que existe un canal que pasa todo el día lo mismo mañana, tarde y noche. La misma información, los mismo invitados, el mismo debate. A mi parecer el único programa que medio se salva es el de un señor que se viste medio extravagante (que se llama Petinato) y hace un resumen crítico de los contenidos, se burla, vaya. 
Único consuelo pero consuelo al fin.
Claro, con esto no digo que México sea el paladín de los programas de revistas, o que nuestra situación televisiva sea de la mejor calidad pero me la voy a pensar seriamente antes de quejarme de Omar Chaparro o alguno de esos pendejos sin talento. 
Seguiremos informando: 
-próxima parada turística: El Tigre y Acassusso
PD: Ya comí carne y un pan que llaman medialuna. Es la mejor carne y pan que haya comido en mi vida

3 comentarios:

JuanP. dijo...

Pues sigue comiendo cosas ricas y ya no veas TV, para no terminar en depresión.

Saludos!

Fable dijo...

Come mucho choripan.... sin albúr :)

Correctores en la red dijo...

Hola Kity, me reí mucho con tus comentarios. La verdad que últimamente la televisión argentina está muy autorreferencial, sobre todo desde el gobierno de los Kirchner.Cuando no andes paseando te recomiendo que veas algo de la televisión pública, el viejo ATC, que tiene programas muy interesantes, mirate el canal encuentro que es excelente, si querés algo bizarro poné a Tinelli. La rubia que entrevista a los raros mediáticos está en un canal de cable,pero si querés ver buena ficción te recomiendo El elegido a las 23 h en Telefe,Herederos de una venganza en El trece, El puntero, x mismo canal miércoles y domingo, y además hay buenos programas en cable también. Y si me permitis recomendaciones culinarias x Bs As, te diría que vayas a EL CAFÉ TORTONI, LA IDEAL, O EL CAFE DE LOS ANGELITOS, DONDE IBA GARDEL,Y LOS CAFÉS NOTABLES QUE ES UNA RED CON EXCELENTES PICADAS, sandwich, etc.,en el centro de la capital. San Telmo, super recomendable para coner y espectáculos, Palermo, plaza Julio Cortázar, o plaza Serrano, también tienen lugres con excelente gastronomía y entretenimiento. Noche, Av corrientes, vas a ver todo tipo de espectáculos, unser, a la gorra, ballet, musicales, teatro de revistas, en fin, un circuito infinito de propuestas. Ojalá te sirva alguna recomendación. Saludos de una porteña ¡Adorable!y con apellido italiano, obvio... Ja!!!!
No, de verdad, bienvenida, a la Argentina. Cariñois