lunes, 2 de julio de 2012

Tenemos el presidente que nos merecemos

Tenemos el presidente que nos merecemos.

Hace 12 años los mexicanos hicimos uso del voto útil para sacar al PRI (el partido que gobernó durante 70 años México) y sentar a un pendejo en la silla del águila. Lo hicimos porque ya estábamos hartos del robo en despoblado que hacían los priístas con el dinero de la gente. Porque uno de sus presidentes, Carlos Salinas de Gortari, dejó el país hecho una mierda política y social (y todavía tuvimos la falsa dignidad de llamarlo 'traidor a la patria').
Porque ya estábamos cansados de las metiras de sus gobernantes, de las matanzas a los estudiantes, de las lágrimitas de cocodrilo del 'Perro llorón', de toda la historia de ignominia y bastardeces que pocas personas le hicieron al país.
Después de atravesar uno de los sexenios más sangrientos y 12 años de un partido de derecha que terminó de darle un cogidón a México, le abrimos los brazos a un partido cuyos gobernantes saquearon y mamaron hasta la última gota de riqueza. ¡Vengan, que ya los perdonamos! ¡Pero si vamos a tener una hermosa pareja presidencial! ¡Vengan a chingarnos, al fin que chingados ya estamos!
¿Qué ganó México?

La gente vendió al país por 3000 o 5000 mil pesos. Esos 3000 o 5000 pesos no van a servir para enterrar a sus hijas, subsistir en la miseria durante 6 años, sacar a sus hijos de la cárcel porque tuvieron que hacerse sicarios, en el mejor de los casos. ¿De qué nos va a servir? ¿de qué?
Y no es que la gente tenga poca memoria, es que el pueblo mexicano ya se acostumbró a ser un pueblo agachón y chingado que no ha podido superar en 500 años la conquista del gûerito guapetón. Nos gusta ser unos jodidos porque si no, no tendríamos de qué quejarnos, nos da pereza tener conciencia, que lo hagan otros, que lo hagan los demás.
Bienvenidos a la dictadura perfecta como bien señala Le Monde. Bienvenidos al país de la chingada, tenemos al presidente que nos merecemos.

Perdonen queridos lectores, hoy amanecí pesimista.

2 comentarios:

Botica Pop dijo...

Querida Diabla, paso de enredarme en discusiones en el interné, pero no puedo evitar dejar mi comentario cuando el post viene de alguien a quien aprecio.

Está de la chingada, pero creo que hay que empezar por dudar un poco de qué a este presidente lo hayamos elegido de verdad. Fraude, negociación, manipulación, tú que eres periodista seguramente podrás encontrar una mejor palabra, más adecuada a la realidad, pero habrá que tratar de evitar que nos convenzan de que la responsabilidad de todo esto la tiene el vecino del depa de abajo que pone reggeton y seguro votó por el pri. La responsabilidad está en otros lados, no solamente en los que vendieron su voto por dinero (no solamente).

Un abrazo.
Boti.

Diabla Región 4 dijo...

Hola Boti! Si bien es cierto, y creo que fue un punto que se me pasó resaltar, que no sólo la gente 'pobre' vendió su voto, fue uno de los elementos clave para que la elección terminara de cuajar, como podemos leer en esta nota de Animal político (http://www.animalpolitico.com/2012/07/vive-soriana-compras-de-panico-para-canjear-supuestas-tarjetas-del-pri/) gente que vendió su voto ya no por 3000 pesos, sino por monederos electrónicos con valor de 500 pesos. Sin duda fue un esfuerzo bastardo en conjunto, las instituciones, la burocracia (gente que trabaja en gobierno que se está sobando las manos porque les iba mejor con las prestaciones del PRI), la ignorancia y el conformismo (ayer escuché de una persona que trabaja en una editorial, es decir, ya no es el que escucha reggaetón, que votó por Peña porque 'de todas formas roban'). En fin, nos queda luchar cada quién desde su trinchera y aferrarnos a la esperanza de que el país no sólo lo contruye una persona como bien dijo ayer Tatoo Hunter.
Un abrazo para ti también =)